Durante el verano pasamos tres semanas en uno de los hoteles en Acapulco, que hacen de este destino un verdadero espectáculo y un lugar que, pese a sus problemas, no me canso de visitar, ya que Acapulco tiene una forma de meterse en la piel de cualquiera que lo visite más de dos veces, convirtiéndose …